Estructura del Apocalipsis


Estructura del Apocalipsis - Conceptos generales

Para obtener la mejor comprensión de la forma en que se desarrolla esta bitácora, el lector deberá tener en cuenta la manera en la que está estructurado el Apocalipsis. Nosotros, a partir de su estructura general iremos desprendiendo artículos en lo particular.

La estructura del Apocalipsis a grandes rasgos se divide así:


  1. Advertencia a las siete iglesias previa a la Gran Tribulación
  2. Gran Tribulación
  3. Regreso de Jesucristo
  4. Transición a la eternidad
  5. La eternidad


Todas las entradas relacionadas con la estructura general de esta profecía aparecerán bajo la etiqueta: Estructura del Apocalipsis.

1.- Advertencia a las siete iglesias previa a la Gran Tribulación

Si bien encontramos en esta sección un extraordinario e invaluable panorama de las iglesias del primer siglo, también podremos apreciar aquí a todas las iglesias que han existido a lo largo de dos mil años.

Sin embargo el cumplimiento pleno y final de esta profecía sucedará previo al inicio de la Gran Tribulación.  Así, las 7 iglesias nos muestran el estado en el que se hallará el pueblo de la fe cuando se inicie la persecución.

Todas las entradas relacionadas con esta parte de la profecía aparecerán bajo la etiqueta: Las 7 iglesias

2.- La Gran Tribulación

Como si fuera una película, en la que podemos apreciar el desarrollo de una trama desde diferentes puntos de vista simultáneos, Apocalipsis nos narra la Gran Tribulación desde cuatro diferentes ángulos, perspectivas o puntos de vista simultáneos:

1.- Los 7 sellos
2.- Las 7 trompetas
3.- Los 7 actos (Por identificarlos de alguna manera)
4.- Las 7 copas de ira

Todas las entradas relacionadas con esta parte de la profecía aparecerán bajo las etiquetas: Los 7 sellos | Las 7 trompetas | Los 7 actos | Las 7 copas de ira

3.- El regreso de Jesucristo

Los cuatro puntos de vista desde los cuales se narra la Gran Tribulación convergen en un solo climax: la aparición en el cielo del Señor Jesucristo y su descenso a la tierra para aniquilar a los ejércitos del usurpador del trono. Con ello termina la Gran Tribulación (llevada a cabo en la tierra por el falso Mesías judío o anticristo) e inicia una etapa transitoria hacia la eternidad.

Todas las entradas relacionadas con esta parte de la profecía aparecerán bajo la etiqueta: El regreso de Jesucristo

4.- Transición a la eternidad

Luego de ocupar su trono en la Tierra, Jesucristo comenzará a juzgar a quienes se le opusieron (Lucas 19:27 / Apocalipsis 2:26-27 / Apocalipsis 3:9) y a gobernar conjuntamente con los que le fueron leales (Apocalipsis 2:26-27 / Apocalipsis 3:9 / Apocalipsis 3:21 / Apocalipsis 20:4).

Con ello inicia un periodo de reinado de mil años (Apocalipsis 20:1-7) al cabo del cual Satanás ejerce una sublevación final (Apocalipsis 20:7-10). Satanás es ajusticiado y los muertos que fueron levantados en la primera resurrección (Apocalipsis 2:11/ Apocalipsis 20:5-6) son vueltos a la vida para ser juzgados. Aquellos que no se hallan en el libro de la vida son echados en el Lago de Fuego (Apocalipsis 20: 10-15).

Todas las entradas relacionadas con esta parte de la profecía aparecerán bajo la etiqueta: Transición a la eternidad

5.- La eternidad

El cielo y la tierra son destruidos (Apocalipsis 21:1) y la Nueva Jerusalén, donde pasaremos el resto de la eternidad, desciende del cielo (Apocalipsis 21: 9-27 / 22:1-5).

Todas las entradas relacionadas con esta parte de la profecía aparecerán bajo la etiqueta: La eternidad

Otras etiquetas bajo las que se publicarán entradas son:

Ciclo agrícola y profecía | Marco Histórico | Simbología y números

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las anotaciones aquí expuestas reflejan el punto de vista personal y por tanto subjetivo de su autor y en manera alguna pretenden ser concluyentes. Como cualquier anotación, las vertidas en esta bitácora son susceptibles de ser corregidas.

Es natural que dichas anotaciones seguramente no concordarán con las lecturas que otros hagan del texto bíblico. No obstante el esmero y la seriedad con las que se investiga para redactar estas notas, el autor de esta bitácora reconoce posibles omisiones o incluso hasta errores en cuanto a la lectura e interpretación del texto bíblico, hechos históricos u otros documentos, por lo cual se agradecen todas las correcciones y aportaciones al texto.

Si usted tiene alguna aportación FUNDAMENTADA puede exponerla aquí, siempre y cuando se haga en forma educada.

Comentarios proselitistas o sin fundamento o carentes de educación serán eliminados. Muchas gracias por participar.

Todas las preguntas son bienvenidas.